institutional
CVC
¿QUÉ ES LA LIGA IMPULSO Y CÓMO FUNCIONA?
El fondo de inversión CVC compró el 8% del negocio de LaLiga a cambio de 2.000 millones de euros. Ese dinero ya es propiedad de LaLiga y la forma de repartirlo entre los clubes es mediante un préstamo participativo, ya que otro tipo de fórmulas hubiesen tenido una carga impositiva enorme y hubiesen dejado sin efecto la inyección de dinero en los clubes. Es decir, LaLiga (que son los clubes) presta el dinero a los equipos que participan en el Plan Impulso y estos lo devuelven durante 50 años con un interés del 1,52%. Ese dinero vuelve a LaLiga y por lo tanto sigue siendo propiedad de los clubes, nunca se devuelve al fondo de inversión. 

CVC rentabiliza su inversión llevándose el 8% de los beneficios que genere la nueva sociedad durante los próximos  50 años. Una vez pasado ese plazo, LaLiga vuelve a recuperar el 100% del control. Si el fondo CVC decidiese vender su participación antes de ese plazo se trataría de una operación entre particulares, es decir, CVC vendería su parte a otro propietario y cobraría por ello la cantidad que pacten, pero en ningún caso afectaría a los 2.000 millones dados a LaLiga.
¿CÓMO SE INVIERTE EL DINERO DEL PLAN IMPULSO?
El objetivo que tiene el fondo de inversión, en este caso CVC, es que LaLiga mejore sus beneficios durante los próximos años, ya que de ello depende la rentabilidad de su inversión.  Por eso, el acuerdo entre CVC y LaLiga establece cuáles van a ser las líneas generales de inversión de cada club. Si el destino de ese dinero fuese de libre elección de los clubes, la mayoría lo destinarían a tapar deudas antiguas o a adquirir jugadores, lo que no haría crecer la competición. Por eso, el Plan Impulso fija que un 70% del dinero recibido debe ser dedicado a inversiones, bien sea en forma de infraestructuras, personal en los clubes o desarrollo de herramientas tecnológicas que mejoren la gestión. Un 15% del dinero puede ser utilizado para mejorar la plantilla deportiva y otro 15% se puede destinar a cubrir deudas antiguas. 

De esta forma, lo que pretende el acuerdo es que los departamentos comerciales de los clubes sean más fuertes, que se invierta en salir fuera de España y crecer; que se trabajen las bases de datos; que los aficionados tengan acceso a más canales de comunicación en los clubes; que se apueste también por el entretenimiento para competir con otras formas de ocio; que se invierta en software para gestionar el día a día de los clubes y también de las canteras; que se profesionalice el trabajo con la base destinando más recursos... Y, como parte fundamental, que se mejoren las instalaciones, lo cual debe redundar en mayores recursos para los clubes, comodidades para los socios, mayor atractivo para el turismo y para los espectadores que siguen LaLiga por televisión, etc. En resumen, se intenta que los clubes crezcan para que la suma de todos haga que LaLiga sea más rentable.
¿cuánto dinero le corresponde a osasuna y cómo se está cobrando?
El reparto de los casi 2.000 millones del Plan Impulso se hizo teniendo en cuenta la trayectoria de los equipos en los últimos años y los importes cobrados por derechos televisivos hasta entonces. A Osasuna le correspondieron 52 millones de euros. 

Para poder cobrarlos, el club ha tenido que ir justificando, factura a factura, todos sus gastos e inversiones. LaLiga valida la información remitida por el club y es entonces cuando desbloquea los fondos y los transfiere a cada uno de los equipos.  En el caso de Osasuna, el club recibió 17,7 millones de euros en la temporada 2021-2022; 8,4 millones en la temporada 2022-2023 y 12,9 millones en la temporada 2023-2024. El total de fondos recibidos hasta este momento por el club es por lo tanto de unos 39 millones de euros. En la temporada 2024-2025 el club recibirá los últimos 12,9 millones de euros que servirán, en gran parte, para acometer el proyecto de la modernización y ampliación de las instalaciones de Tajonar. 

Osasuna ya ha destinado el 15% máximo que se permite, que son 7,8 millones de euros, al refuerzo de la plantilla deportiva y el otro 15% máximo que se permite (otros 7,8 millones) a cancelar deudas antiguas. Por lo tanto, los 12,9 millones de euros que restan por llegar tienen que destinarse a inversiones para el crecimiento, lo cual encaja perfectamente con los planes del club en Tajonar. 

Osasuna ya ha comenzado a devolver el préstamo, en concreto cerca de  1,5 millones de euros.  A partir de ahora irá amortizando alrededor de 1,3 millones de euros por temporada. En los últimos años la amortización es más baja hasta completar los 52 millones.