Temporada 2006-2007

Osasuna gana el maratón

En el curso más largo, 60 partidos oficiales, brilla en la Copa de la UEFA y resiste la prueba de la permanencia en la Liga

Osasuna gana el maratón

Como consecuencia de haber completado la temporada más importante de su historia (2005-06), al CA Osasuna le esperaba un maratón con salto de obstáculos. Colarse de rondón entre la aristocracia del fútbol conlleva serios tributos para un Club estrecho de recursos que sobrevive haciendo de la necesidad virtud. Sin salirse un milímetro de la línea de contención del gasto trazada en el proyecto deportivo, Osasuna tenía que subir el Everest para mantener su estatus emergente, para seguir dando lustre a sus mejores años, superando un calendario de locura y un desgaste psíquico sólo apto para mentes graníticas.

El Club afrontó ese reto con varios retoques en el plantel. Apostó por el riesgo: un entrenador novato, José Ángel Ziganda, buen conocedor de la casa que llegó con la mochila cargada de ilusiones, un puñado de jugadores sin mucho pedigrí pero con enormes ganas de triunfar (Héctor Font, Soldado, Juanfran, Juanlu, Nekounam) y el guiño habitual a la cantera (Monreal). Osasuna madrugó en su vuelta al tajo. Cuando el chupinazo anunciaba los Sanfermines 2006, los profesionales ya sudaban su puesta a punto sobre las montañas pirenaicas, buscando oxígeno en sus músculos que almacenar durante los once meses de competición que le aguardaban.

La ilusionante Champions

El primer reto se encaró en plena solana veraniega. El 8 de agosto era la fecha anunciada para la ida de la eliminatoria previa de la Champions, una oportunidad histórica de entrar en el selecto grupo de los mejores equipos de Europa. El Hamburgo, un rival que ya había inscrito su nombre en el palmarés de la Copa de Europa, sería el rival en suerte. Un hueso para empezar. El 0-0 cosechado en el AOL Arena abrió todo un mundo de ilusiones entre el osasunismo que ya se veía en un escenario idílico, cumpliendo el sueño de derrotar a los alemanes en la vuelta y batirse en la liguilla con los viejos caciques continentales, el Bayern, el Milán, el Manchester...

El 22 de agosto se dilucidó la eliminatoria en un Reyno de Navarra rebosante de color y entusiasmo. La Providencia designó el pase del Hamburgo gracias a un afortunado gol de De Jonk a poco del final (1-1). La UEFA, entonces, poco servía de consuelo. El golpe afectó el estado de ánimo del plantel que empezó la Liga bajo los efectos del shock. El equipo perdió pie, comenzó a tambalearse y a sembrar algunas dudas. Los temores se acrecentaron cuando enganchó una nefasta serie de siete partidos consecutivos de Liga sin ganar.

Desde el 0-2 de Balaídos, logrado el 24 de septiembre, hasta el 26 de noviembre, fecha en la que recibía en casa al Deportivo, sólo había sido capaz de vencer a la Peña Sport (4-0), en la vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey. El juego del equipo pecaba de tibieza, ofrecía claros síntomas de inconsistencia defensiva y pocas certezas en el remate.

La gran reacción

Las dos derrotas consecutivas en casa ante el Real Madrid (1-4) y en Huelva (2-0), encendieron todas las alarmas. El demonio del descenso se apoderó del entorno donde se dispararon los nervios a tal punto que algunas voces clamaban la dimisión del entrenador. Pero en esos tiempos de zozobra, los dirigentes mantuvieron la calma e izaron el escudo protector confiando en la capacidad de los profesionales, en su compromiso para revertir la situación.

Tras un acto de contrición del vestuario que se conjuró para dar un volantazo a los acontecimientos, llegó el punto de inflexión. En un partido jugado con la rabia del despechado y presidido por una increíble eficacia de cara al gol, Osasuna aplastó al Deportivo (4-1) y siete días después recuperó definitivamente el pulso ayudado por el afortunado triunfo en La Romareda (1-2), tres puntos que aliviaron la clasificación y devolvieron la autoestima al vestuario.

Desde ese día, el equipo se agarró a una ola triunfal de la que no se bajó hasta las vacaciones de Navidad. Siete triunfos consecutivos, incluyendo dos victorias sobre el Odense y en Parma que aseguraban los dieciseisavos de final en la UEFA, relanzaron todas las aspiraciones osasunistas que se fueron a comer el turrón como el mejor equipo del mundo en el mes de diciembre según los datos del prestigioso Instituto Internacional de Historia y Estadísticas del fútbol. Más allá de los datos, el fútbol salía a borbotones en un equipo que pocas veces había llegado a ese nivel de perfección sobre el terreno de juego.

El atasco de local

La vuelta de vacaciones frenó la espiral de triunfos. Con el amplio colchón de puntos que se había ganado en la Liga, las miradas se volvieron sobre la Copa del Rey, competición en la que  Osasuna tumbó con brillantez en octavos al Atlético de Madrid y la Copa de la UEFA, donde esperaba una atractiva eliminatoria en Burdeos con todo el osasunismo expectante. En la Liga, el equipo se atascó de mala manera en casa. Cuatro meses se pasó sin celebrar una victoria. La creciente trayectoria europea fue absorbiendo toda la atención. Más, cuando en los cuartos de final el Getafe terminó con la aventura copera. Tras la conmovedora eliminación del Girondins y la superioridad mostrada en el posterior cruce con el Rangers, el osasunismo sólo tenía ojos para la UEFA. En la Liga, el equipo transitaba entre altibajos, mezclando dolorosas derrotas caseras ante el Celta (0-1) y Espanyol (0-2), con empates meritorios ante el Barcelona (0-0), Sevilla (0-0) o Valencia (1-1), y un par de decisivos triunfos foráneos, en Tarragona (2-3) y San Mamés (0-3), que mantenían a cierta distancia los fantasmas del descenso.

La UEFA concita toda la atención

La UEFA concita toda la atención

En abril todos los focos apuntaban hacia Europa. Los cuartos de final ante el Leverkusen tenían encendida la llama de la pasión rojilla. El histórico triunfo alcanzado en el BayArena (0-3) significó un hito y un baño de osasunismo increíble. Con mayor mérito si atendemos que el equipo en esas fechas se vio privado del concurso de Puñal y Nekounam, dos baluartes en el medio campo. Ziganda no dudó en dar la alternativa al canterano Jon Erice que hizo un trabajo excepcional. Definitivamente, la UEFA centró todo el interés. Osasuna jamás había alcanzado una semifinal. Y la afición que había comenzado a soñar en Burdeos, veía posible la hazaña de regresar a Glasgow. Pero faltaba por superar el último escollo, el del vigente campeón. Y ahí terminó la aventura. El Sevilla remontó el 1-0 del Reyno y destrozó las ilusiones de alcanzar esa final soñada.

La permanencia se hace esperar

El bajonazo de la eliminación europea sacudió el estado anímico del vestuario. El equipo retornó a la Liga bajo mínimos y sumó dos derrotas consecutivas en Mallorca (3-1) y en el Reyno de Navarra ante el Villarreal (1-4) que volvieron a saltar las alarmas. Por suerte, Osasuna todavía guardaba energías para la reacción. La hábil gestión de la plantilla, gracias a la buena política de rotaciones instaurada por el entrenador, permitió la recuperación mental del grupo justo a tiempo de afrontar dos jornadas decisivas frente al Levante (1-4) y la Real Sociedad (2-0) que abrocharon definitivamente la permanencia. Los dos últimas fechas del año sirvieron para salvaguardar la ética del vestuario, expuesto a comentarios externos que podían en duda su compromiso deportivo; para presentar nuevas perlas canteranas (Sola, Jokin) y para escenificar el adiós de algunos futbolistas (Muñoz, Milosevic, Valdo, Raúl, Soldado) que dejaron su huella en este Club. Así terminó el curso más largo. Sesenta partidos después, llegó la hora de descansar satisfechos del trabajo y el esfuerzo realizados. Y de haber hollado el Everest sin ningún contratiempo.

calendario de partidos
Jornada 19 LaLiga 1|2|3 LaLiga 1|2|3
23 Diciembre 2018 12:00 h.
Camp Nou Municipal
Reus Deportiu
vs.
Reus Deportiu Osasuna
Jornada 20 LaLiga 1|2|3 LaLiga 1|2|3
06 Enero 2019 18:00 h.
El Sadar
Osasuna
vs.
Osasuna Cádiz C.F.
Jornada 21 LaLiga 1|2|3 LaLiga 1|2|3
13 Enero 2019 Estadio de Gran Canaria
U.D. Las Palmas
vs.
U.D. Las Palmas Osasuna
Jornada 22 LaLiga 1|2|3 LaLiga 1|2|3
20 Enero 2019 El Sadar
Osasuna
vs.
Osasuna RCD Mallorca
Sentimiento Rojillo

#SentimientoRojillo

nueva tienda online

tienda.osasuna.es descúbrela
HUMMEL
  1. LaLiga
  2. HUMMEL
  3. Kirolbet
  4. euskaltel
  5. Lacturale
  6. Caja Navarra | Caixa
  7. Coca Cola
  8. CUN. Clínica Universidad de Navarra
  9. ACUNSA
  10. Construcciones Victorino Vicente+
  11. Sagamóvil
  12. SELK
  13. San Miguel
  1. Haze & Finn
  2. Montepinos
  3. Halcón Viajes